::2006_aquí.están.ellas.son::

We are The Pipettes

::the.pipettes
::we.are.the.pipettes
::cherrytree.records

¿Qué es el pop? ¿Para quién está hecho? ¿Y quiénes lo hacen? Estas 3 chicas lindas de Brighton (y quiero remarcar eso de lindas) tal vez no se gasten en responder mi bizantino cuestionario. Porque lo suyo, precisamente, no es hablar de sino hacer música, pop de pura sepa. Un pop nice, upbeat, almibarado, por momentos tierno y nostálgico (al menos en su coraza), para bailar, cantar, disfrutar, o dejar soltar una lágrimita (de cocodrilo, nada más), todo bien licuado y empaquetado en este disco debut de 14 tracks que a las justas pasa la media hora. Movida astuta, que no sorprende de un elenco que ha sabido prestarse de aquellos iniciáticos grupos corales de los albores del rock muchas de sus particularidades (adaptadas al nihilismo de nuestros días): producción a la Phil Spector, voces armoniosas, un look cuidado dentro y fuera del escenario, coreografías en vivo, y una estética que se respira desde la portada de sus singles hasta en su veintiúnico video que ya puedes encontrar colgado en la web. Presas de un hype que ha sabido calar entre los ávidos internautas prestos a descubrir the next big thing, debo decir que yo también me interesé en ellas debido a ese radio bemba que llegó a mis oídos. Con el disco ya en mi pc, decidí comprobar si se lo merecían. Me inclino por el “sí”, pero debo decirlo, la decisión fue ajustada. Y es que si bien es cierto el album comienza con una carta de presentación en donde dejan en claro qué son y a qué vienen (“We Are The Pipettes”), los siguientes tracks pierden esa sorpresa inicial. La cual afortunadamente para el melómano en mí recuperan con “Your Kisses Are Wasted On Me”, tal vez colocado estratégicamente a mitad del disco. Este lado b (has de cuenta que estoy comentando un lp) levanta un disco que temí que se fuera en picada rápidamente, sin haber subido tanto tampoco. Pero “Because It’s Not Love (But It’s Still A Feeling)”, “Sex”, “One Night Stand”, “ABC” y “I Love You” merecen rodar en cualquier rocola de Memphis para ser disfrutadas mientras te bebes un delicioso milkshake. The Pipettes son Pop. Y no se avergüenzan.

::2006_ante.todo.mucha.calma::

GIAA

::god.is.an.astronaut
::a.moment.of.stillness
::revive.records

All Is Violent, All Is Bright está dentro del Top 5 de los mejores discos del 2005 para Manzarock. Un disco que, a priori, me llamó la atención por el estupendo y sugerente nombre de esta banda irlandesa, Dios Es Un Astronauta. Una vez imbuido en el disco, sus exploraciones en todas aquellas sensaciones que te producen sus acordes de neto tinte post-rock se revelan tan sobrecogedoras como frenéticas. Para este EP, las coordenadas de su paleta de sonido permanecen invariables, apegados a ese rock espacial, en el que guitarra, bajo y batería (Torsten, Niels -estos 2 hermanos- y Lloyd, respectivamente) suenan como si quisieran llevarnos de paseo por toda la vía láctea, fuera de órbita, atravesando cuantas nebulosas se nos pongan en frente. “Frozen Twilight” es el primer track, se anuncia como un amanecer nublado que se despeja conforme avanzan los segundos, hasta que la banda irrumpe para quebrar el letargo inicial. El track 2, tema autotilado es lo más Mogwai que les he escuchado, en esa onda quiet / loud que tan famoso ha hecho a los escoceces, apoyados de la textura que le proporciona un teclado bastante cálido. “Forever Lost” los muestran haciendo la relectura de un tema ya incluido en su anterior ele pe, el punto más auroral y emotivo del cd, cualidades -entre otras, como espaciales y contemplativos- que saben mantener hasta la última canción del disco. Apenas 5 tracks para mostrarte qué sonido acariciará tus oídos cuando te pares frente a Dios. Hosanna.

La Mar Azul

Lima se sacude un poquito del frío de esta temporada con la presentación este jueves de The Ocean Blue en Barranco.

The Ocean Blue

Oriundos de Pennsylvania (tú también pensabas que eran británicos, ¿no?), su último lanzamiento data del 2004, un EP llamado Waterworks. No lo he escuchado. Y para ser honestos, sólo les he escuchado, además de un disco en vivo (que desconozco si será oficial), sus 2 primeros albumes. Así que hablaré de ellos en estas pocas líneas.

::the.ocean.blue

TOB 1

Debut que data de 1989 y en donde se deja ver un pop trabajado con delicadeza (el disco fue grabado en el Reino Unido), que te engancha desde el saque con “Between Something And Nothing”, joya que en realidad supera al disco, puesto que lo que le sigue no llega a estar a la altura. Sin ser un disco de puros fillers, lo mejor de la banda vendría un par de años más tarde.

::cerulean

Cerulean

Segundo disco editado en 1991, 10 veces superior, desde la portada hasta el último track. Coqueteando con los límites del soft rock, pero con un corazón aún popero (a diferencia del anterior, Cerulean fue grabado en Nueva York, ¿qué cosas, no?), por un momento te hace pensar que estás escuchando a un cuarteto salido de Liverpool. Temas como “Mercury” o “Ballerina Out Of Control” demuestran la evolución respecto al debut, la pulcra voz de David Schazel, una lúcida finura en los arreglos, el dominio de las texturas de guitarra y el buen manejo de su base rítmica.

No iré. Si alguien va, seguro lo disfrutará. Avisen.

::2006_la.vida.continúa::

La Buena Vida

::la.buena.vida
::vidania
::sinnamon.records

Con un título alusivo a un pueblo de Gipuzcoa, Vidania es el séptimo disco del combo donostiarra, continuación perfecta de su anterior Álbum (2003). Un sonido simple, melódico y que mantiene esa veta sensible que se espera de cada entrega del quinteto de San Sebastián. Sin superar la valla que significó en 1997 aquel inconmesurable Soidemersol -no sólo para ellos sino para todo el pop (en) español-, en este nuevo CD se escucha alguna que otra sorpresa en la ejecución de los temas, así como un mayor balance en la interpretación de los mismos. No te preocupes, la voz arrulladora de Irantzu Valencia canta con la misma intensidad y sensibilidad cada uno de los temas que le corresponden. Una voz lánguida, cuasi etérea, desprotegida, pero cálida y cercana, esas voces que te enamoran, que no puedes dejar de escuchar, y con la que quieres que te canten todas tus canciones favoritas. Si tu acercamiento al pop europeo de los últimos años curtió tus oídos con grupos en la onda de Belle and Sebastian o Camera Obscura, la paleta de sonidos y sensaciones que provocará en ti LBV, y en buena cuenta, todo el donosti pop (menos esa mierda que sabe ser La Oreja De Van Gogh), los hará convertirse en tus favoritos y saldrás en busca del resto de cd’s y demás grupos. Con respecto a éste, tras las primeras escuchas, siento que no es un disco de himnos a la melancolía y el desasosiego como “Carusso”, “A Mitad Del Camino”, “Qué Nos Va A Pasar” o “Un Actor Mejicano”, pero el single “La Mitad De Nuestras Vidas” podría hacer méritos a futuro para tal consideración. 17 años después de su primer lanzamiento, La Buena Vida podrá sonar todo lo melancólico que desees, pero no podrás negar que hoy más que nunca tienen muchas ganas de vivir. Obladi oblada.

‘Zizou’ + Mogwai (2do tiempo)

Zizou + Mogwai

Ya circula el trailer de la película (o mejor dicho, documental) sobre Zinedine Zidane. Ahora que el mediocampista franco-argelino ha anunciado su retiro, pues más curiosidad dará por ver qué han puesto en este film. Y como no podía ser de otra forma, será estrenado en el Festival de Cannes, el 24 de mayo para mayor precisión, aunque se exhibirá fuera de competición. Dura 105 minutos.

Puedes ver el minitrailer alojado en la web oficial (o lo que parece). Pero como eso no te dejará satisfecho, aquí también verás el trailer completo.

Ah, los temas que escucharás son ejecutados por Mogwai, que como ya mencioné en un post previo, están encargados del soundtrack. Son el remix de “Mogwai Fear Satan” de su disco Kicking A Dead Pig, además del tema “Big E”, previously unreleased. Fuentes indican que se editaría el CD del soundtrack a mediados de junio, coincidiendo con el mundial de Alemania.

Soccer kicks!!

Trailer:

Mogwai – “Big E”:

::2006_ahí.no.más…::

¿Ya fue?

::gustavo.cerati
::ahí.vamos
::sony.bmg

He visto en vivo 2 veces a Gustavo Cerati. La primera en el ’96, cuando vino con Soda Stereo en su gira del Sueño Stereo (1995). Se dice que con esta placa alcanzaron su cumbre, pero en realidad era el comienzo del fin. El disco, sin ser excelente (porque eso es lo que era el Dynamo, editado en 1992) se elevaba sobre el promedio de actos latinoamericanos de pop rock, teniendo incluso más difusión radial que el anterior y amplia repercusión en aquella generación que despertaba a la música (ayudados por el apogeo del recién nacido MTV Latino). La segunda vez fue hace unos 3 años, a raíz de su tour promocional del Siempre Es Hoy (2003), su tercer disco solista que la verdad, no me agradó. Era un pop semi light, cuasi vanguardista, y con temas muy parecidos y aburridones finalmente. Eso sí, su show fue muy bien acogido, en donde se animó a versionar clásicos perdidos de su etapa con el trío argentino. Me sigo quedando con Amor Amarillo (1993) como su mejor placa post-Soda, en el que aún se respira la resaca sónica de aquel brillante Dynamo, y su asimilación del sonido shoegaze de bandas tipo Lush y My Bloody Valentine (la anglofilia de este argentino nunca ha quedado oculta). Bocanada (2001), su segunda entrega como solista, lo trajo más calmo, instrospectivo, pero aún con la suficiente vena creativa para mantener el nivel musical a lo largo de todo el cd. Dice mucho, como verás, que le dedique la mayor cantidad de palabras a su obra pasada que a Ahí Vamos, este nuevo disco que, de saque, con esa portada, es una franca decepción. “Lago En El Cielo” y “Dios Nos Libre”, buenos temas ubicados a mitad de la placa no logran levantar un disco escandalosamente convencional, poco inspirado, guitarrero pero sin sabor, sin nervio (¿¿has empeñado tus pedaleras, Gus??). Cuando acababa de sonar “Jugo De Luna” (la otra canción que se salva) me resultaba increíble admitir que, muy a mi pesar, con Cerati todo tiempo pasado parece ser mejor. Allá vamos.

::2006_nadie.es.lo.que.parece::

No es lo (dicen) que es

::arctic.monkeys
::whatever.people.say.i.am,that’s.what.i’m.not
::domino

Según la a veces exagerada NME, el debut de esta banda con base en Sheffield, es merecedora de los mayores elogios otorgados al primer disco de un grupo de rock, desde la ya lejana aparición del Is This It? de The Strokes, dejando en claro que estamos frente al nuevo fenómeno de la música británica. ¿Es cierta tanta maravilla? Revisemos: su primer corte “View From The Afternoon” nos da una idea clara de lo que se espera de Arctic Monkeys y lo fácil que resulta compararla con otras bandas nuevas salidas del Reino Unido: más guitarrero y enérgico que Bloc Party (bluff de lo que va de la década a mis oídos), tan frescos como los Kaiser Chiefs, menos afectados que Kasabian. Además, la voz de Alex Turner es dueña de un sospechoso parecido al típico fraseo de Pete Doherty (ex-frontman de los espectaculares The Libertines, hoy a cargo de The Babyshambles). Sí, debes darle una oportunidad a este disco… pero no te ilusiones, no es la banda que salvará (nuevamente) al rock. ¿Merecen un 10? Mi voto es un sólido 7, y les daría un puntito más si su ejercicio supera el paso del tiempo. Eso sí, tiene 3 temas para resaltar: el single “I Bet You Look Good On The Dancefloor” y su pegajoso estribillo (bailarás “como un robot” los 3 minutos que dura la canción, acepto apuestas); “Perhaps Vampires” tiene una celebrada parte final que genera entusiasmo respecto al potencial del grupo; y por supuesto “A Certain Romance”, de lejos la mejor, y tema de cierre para esta bocanda de energía que despliega su debut discográfico Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not (aunque si me das a escoger, hubiera preferido mantener la versión demo de este track, dueña de un feeling muy particular). A esperar más de ellos.

no.se.la.creyó::dj_noname

‘Zizou’ + Mogwai

Zizou

Un biopic sobre el genial futbolista francés Zinedine Zidane, con el muy original título de Zinedine Zidane, A 21st Century Portrait, estará presto a producirse. La música la pondría la banda escocesa Mogwai.

Vamos, que si Explosions In The Sky hizo el soundtrack para “Friday Night Lights”, filme que recrea otra historia de triunfos y derrotas en el football americano, ¿por qué estos post-rockers hinchas del Celtic no podrían hacerlo con el soccer?

::2006_follow.the.leader::

The Leader of Manchester

::morrissey
::ringleader.of.the.tormentors
::attack

Es la primera vez que escribiré algo sobre Stephen Patrick Morrissey. Esta nueva aventura solista, a 20 años de su [inserta tu epíteto favorito] The Queen Is Dead, firmado junto a The Smiths, es un nuevo encuentro con la gente que ya desde aquellas épocas le juró fidelidad eterna. Creo que, al fin y al cabo, cada entrega ha sido eso, un encuentro con los patas, un disco para mostrarles cómo les ha ido en todos estos años. ¿Qué tiene el Ringleader Of The Tormentors que no haya mostrado su anterior You Are The Quarry, el disco que sacó tras 6 años de silencio discográfico? La verdad, no mucho. Pero con el Moz no se trata de escuchar qué es lo que dice, sino cómo. Ringleader… es un disco bueno, a secas. Pero no es Your Arsenal. ¿Eso importa? No a mí. “You Have Killed Me”, single de adelanto, es la canción pop perfecta que todo artista adolescente sueña componer (con esa línea final donde canta “There is no point saying this again / But I forgive you“, que simplemente me d e s a r m a . . . ), y eso es talento puro. Por eso se agradece que, teniendo el pasado musical que nos regaló (y eternamente agradecemos), no haya soltado anclas ahí para reciclar en cada disco otro “There’s A Light That Never Goes Out”. The Smiths han muerto, larga vida a Morrissey.

::2006_pastillas::

Meds

::placebo
::meds
::virgin

Las depresiones son redituables. Al menos en lo que a música se refiere. Brian Molko y sus compinches juegan a los abatidos con su quinta placa Meds (diminutivo de ‘medicines’, por si no quedó claro con el título). Alusiones a las flaquezas de espíritu y las debilidades de nuestros caracteres pero ya sin la sazón de tanto artilugio electrónico que en algunos pasajes como que ensuciaban un disaparejo Sleeping With Ghosts (2003), su anterior placa. Para mí este Meds me sabe más conciso en su invariable propuesta pop/glam, pero no por eso (mucho) mejor. Tal calificativo se lo dejo al debut autotitulado del ’97, o ya pues, al segundo esfuerzo, Without You I’m Nothing (1999). Este nuevo disco de Placebo los devuelve maduros (palabrita que ya me cae antipática), sin excesivos ni injustificados devaneos high-tech (que por ejemplo, malograban temas como “English Summer Rain”), sino con la dosis justa en temas que así como están funcionan (será porque fueron grabados en lo que dura 8 semanas). Un arranque punche con “Meds” y la compañía vocal de VV de The Kills, inicia la ruta por la que se asomarán temas como “Infra-Red”, “Beacuse I Want You” (intensa y obsesiva), “Pierrot The Clown” (siempre se las arreglan para sonar contundentes en sus baladas), “Broken Promise” con Michael Stipe (de puta madre, tal como lo lees), y un buen cierre con “A Song To Say Goodbye”, que le dan sabor a un disco que sin duda pudo estar mejor de lo que se escucha. Ay Molko, la historia de tu vida…