¿Listos…? ¡Ya!

OK vamos con el concurso

OK Go es una banda que ha alcanzado demasiada notoriedad. ¿La razón? Un par de videos:

::a.million.ways


.::.

::here.it.goes.again

.::.

Como puedes apreciar, ambas gemas de la producción de bajo presupuesto (“Praise You” hizo escuela, ¡grande Spike Jonze!).

No contentos con esos, lanzaron un peculiar proyecto: The OK Go Dances With You(Tube) Contest:


.::.

¿¿Qué tan difícil puede ser aprenderse esos pasos??


.::.

Bienvenidos al fenómeno…

A ensayar se ha dicho. ¿Listos? ¡Ya!

::2006_éter.monumental::

Continental

::robin.guthrie
::continental
::darla

Sorpresota. Ser fan de Cocteau Twins no es fácil. Obviados en los 90’s por toda la fiebre alternativa y el vaivén electrónico que asaltó al mundo durante esos años, se dejaron de lado pasados celestiales de su discografía como Heaven Or Las Vegas, por no hablar de su nulidad en los recuentos de cualquier FM cada vez que revisan los “hits” de hace 20 años. Ahora me entero de este nuevo lanzamiento de una de los gemelos, Robin Guthrie: Continental, que es la continuación de Imperial del 2002, su primer disco solista. Pues, después de escuchar este, debo conseguir como sea el anterior. Apenas le des play al primer track “Continental” te darás cuenta que la marca registrada de Guthrie no ha variado un ápice, ese sonido de guitarras que sienta una atmósfera envolvente y acogedora, es el sonido del amanecer en el edén, del momento exacto en que nuestros ojos se abrirán y serán cegados por la luz que anuncia que ya hemos dejado la dimensión terrenal. Sonidos ya explorados en su aventura gemela. Tal vez por eso a medida que avanzan los segundos te hagas la pregunta “¿y cuándo entra la voz de Liz Fraser?”. No lo hace, ni la suya ni ninguna otra. Estas 10 gemas instrumentales que muestra Continental se construyen sobre capas y capas de guitarras ensoñadoras, notas hechas de arpegios emborrachadas de fuzz y reverberaciones, y un manejo MAESTRO del delay. Y aún con lo “ligero” que eso pueda sonar por ciertos pasajes como “Conquering The Romantic”, hay números que muestran una banda con su punche, eh. Eso se percibe en “The Day Star” y “Radiance”, mi preferido del disco. Mención además por los títulos, con los que nos imbuye en un viaje sideral, un out-of-the-body experience, para graficar aquello que obviaron las líricas: “Crescent”, “As I Breathe”. Imprudente ahora exigirle que repita hazañas sónicas como las del Treasure (1984) junto a su extrañada compañera de aventuras. Lo que es innegable es la vital influencia para actos que lo sucederían, tomándoles la posta en las nubes de éter que supo construir. Desde Slowdive hasta Radio Dept., la huella de Robin Guthrie es indeleble. Santas guitarras etéreas, Batman.

Catervas cumple 10

Los hermanos Reyes celebrarán este 19 de agosto en el Yacana del Centro de Lima, sus 10 años como banda: Catervas.

Pedro, Javier y Raúl repasarán los mejores temas de su trayectoría, junto a algunos amigos músicos que colaborarán en algunas canciones (con la presencia de Wilmer en los teclados, ya miembro fijo de la banda hace un tiempo), además de pasar videos e imágenes que recogieron a lo largo de esta década juntos en el rock local. Anuncian ya la producción de su tercer disco, sucesor de sus anteriores lanzamientos, Catervas (2001) y Semáforos (2004), que recibieron buenos comentarios en su momento.

Catervas 10 años

Como invitados, Mi Jardín Secreto. Empieza a las 10:30 pm. Y luego, el tono. Imposible faltar.

::video::imposible.hoy

::video::elástica

Sueño Siamés

[Cine] + [Rock] siempre ha sido una combinación interesante. Se han podido ver películas con historias apasionantes y soundtracks más que recomendables. La lista es amplia, y entre las más destacadas de estos últimos tiempos mencionaré “Almost Famous” de Cameron Crowe, “High Fidelity” de Stephen Frears (basado en el libro del mismo nombre, casi mi biblia), “Hedwig And The Angry Inch” de John Cameron Mitchell (acá en Lima dicha historia fue llevada a las tablas, no tuve el coraje para verla), y la más reciente “Last Days” de Gus Van Sant (la cual no he visto pero el comentario más alentador que recibí al respecto fue “es más lenta que Elephant“…). Ahora habría que agregar un filme que ha despertado gran furor y polémica desde su estreno: Brothers Of The Head de Keith Fulton y Louis Pepe.

Sueño Siamés

Salidos de las canteras del documental, Fulton y Pepe se nos hicieron conocidos debido al interesante relato de “Lost In La Mancha” (2002), en el cual muestran todo el problemático e inverosímil ambiente que rodeó la filmación de “The Man Who Killed Don Quixote”, ambiciosa obra de Terry Gillian, y que iba a ser protagonizada por Johnny Depp -la grabación nunca se concluyó y el proyecto quedó incompleto-. Por acá se dejó ver gracias al cable.

Los tenemos de vuelta con un filme, su debut en largo, que a manera de falso documental, muestra el ascenso y caída de una visceral banda de punk rock en los inicios de los 70. “Brothers Of The Head” es el registro de la vertiginosa vida de 2 hermanos rockeros, Tom y Barry Howe, siameses unidos por el torso. Sumergidos en un ambiente que hace justicia al slogan drogas, sexo & rock’n’roll, los Howe Bros. son retratados por Fulton y Pepe como seres absorbidos por la alienación de la época, con mucha sátira y humor negro la pareja de directores muestran la explotación a la que son sometidos los músicos siameses y su adaptación a aquel pérfido submundo. La cinta ha recibido buenas críticas, y las actuaciones de los hermanos Harry y Luke Treadaway como los siameses Howe son impactantes (ayudados por el hecho de ser gemelos idénticos en la vida real). Y por lo visto en el trailer, algunas imágenes serán inolvidables. Esperemos que alguien se anime a traerla por acá.

Tenían razón los que decían que el rock & roll siempre fue un freakshow. Behold…

Video killed the Radio Star

No sé otra manera de comenzar el posteo, así que lo pongo igual como lo pensé desde el inicio: Queen re-inventó el videoclip.

Así es la nuez: Cuando en 1975 editaron A Night At The Opera, no tuvieron mejor idea que lanzar un video promocional del sencillo “Bohemian Rhapsody”, y de esa manera le pusieron el certificado de nacimiento del videoclip tal como se le conoce en nuestra era moderna. Dirigido por Bruce Gowers, no es oficialmente el primer video clip (Bob Dylan el ‘66 ya había hecho alguno), y si lees con cuidado verás que no he señalado que lo haya sido; sin embargo, fue tal el magnífico suceso global que alcanzó (no sólo es una estupenda canción, el video en sí era impresionante para la época), que hizo que prácticamente TODO sello discográfico acompañara de un video cada lanzamiento de singles de los artistas y bandas que promocionaban: Ya no había necesidad de mostrar a la banda in situ. Nacía la era de la imagen. He ahí su cabal importancia.

Oh mama mia mama mia

Celebrar esta “hazaña” de mi banda favorita no era realmente la intención de este posteo, sino hacer un intro apropiado a lo que significa la cultura del video musical en nuestros días. Es que no siempre fue así. No es hasta 1981 que nace el factotum de los videoclips a nivel mundial: MTV cumple ya 25 años en su últimamente cuestionada brega de difundir música en videos (lo de eMpTyV no es gratuito. ¿O ya no recuerdas a Jack Black cuando dijo que el rock and roll “was ruined by a little thing called MTV” en School of Rock?).

Igual, las celebraciones ya se están anunciando en su señal del cable. Obviamente para aquella que llega a esta parte de Latinoamerica -al menos, la que vemos acá en Perú- verá solamente un puñado de programas especiales y no mucho más. Pero algo veremos. Suficiente si tenemos en cuenta que tal programa lo conducirá Daisy Fuentes. La sexy Daisy. ¿Alguno recuerda ese programa de apenas una hora que daban por acá en los ochenta y que era conducido por esta misma cubana, en el canal 5? Se extraña ese MTV…

eMpTyV

Empero este impacto no es ajeno a la world wide web: 2 muy visitados sites han publicado sendas listas que recogen los mejores videos para sus respectivos staffs. Ellas son la versión online de Stylus Magazine y la reverenciada guía indie Pitchfork (debo agregar que hay quienes esta web les llega exactamente al pitchfork también, déjame decirte). Cada uno elige a los que ellos consideran los 100 más resaltantes para su redacción: Pitchfork hace su lista sin ningún orden establecido y con algunos comentarios de verdad hilarantes. Mientras que Stylus es un más “categórico”, yendo de menos a más, considerando su lista como definitiva.
Como bien imaginas, hay coincidencias varias entre ambas, ausencias inexplicables, finalistas merecidos, y otras presencias que podrían descartarse sin ningún problema. Ah, y gracias al YouTube, si a alguno jamás lo viste, saldrás de la ignorancia con solo darle click a “play”.

Después de ese primero de agosto del ‘81 nada fue igual. “You’ll never look at music the same way again“, decía ese primer slogan de Music Television. No pues, ya nada nunca fue igual…

P.D.: El mejor colofón para este posteo tenía que ser éste: El primer video emitido en MTV.

::the.buggles::video.killed.the.radio.star

El día que La Reina calló…

9 de Agosto de 1986.

Knebworth Park.

120,000 asistentes.

Queen daba el último concierto en su Historia.

Los extraño…

Queen @ Knebworth Park

¡Lima Es Tuya!

¡Lima es de todos!

Mi Jardín Secreto.
Viajeros.
El Mundo de Pecval.
Kaboogie.

En vivo en el Florentino.

Viernes 4 de agosto.

Son 185

Fiestas Patrias. Somos Libres. Seámoslo Siempre.

185 años

Y faltemos al voto solemne.

69 + Labrador = Vacaciones En Suecia

Para algunos de los habitantes de esta parte del Pacífico, esperar una nueva edición de la revista 69 es casi sentarse a ver de nuevo el paso del cometa Halley. Hace pocas semanas, 69 volvió a las calles, y como nos tenía acostumbrados, volvió con otro cd dentro de la bolsa plástica.

Para esta ocasión, se pusieron en contacto con el sello sueco Labrador Records, para dar forma a un recomendable compilado llamado Vacaciones En Suecia. Labrador Records tiene como política solo editar bandas suecas (independientemente del idioma en que canten sus temas), y ha entregado al mundo bandas que a estas alturas, ya son básicas.

Vacas suecas

El disco reúne 18 grabaciones, que son un muestrario bastante atractivo del repertorio del sello escandinavo. En lo personal, destaco las grabaciones de The Radio Dept. (su disco Pet Grief va a estar en las listas de lo mejor del 2006 de todas maneras, word), The Legends, Acid House Kings -se han incluido un par de temas de cada una de estas bandas en el CD, las únicas con tal privilegio-, Sambassadeur, [ingenting] (la única que canta en sueco), Loveninjas, y Edson.

El disco es parejo, y es algo obvio, puesto que en todo catalogo siempre se muestra lo mejor de la casa. Cuestión de que los escuches y elijas a tus nuevos favoritos.

::2006_caballos.de.histeria::

Caballos todo el tiempo

::band.of.horses
::everything.all.the.time
::sub.pop

Catarsis. Imagina la cantidad de discos que se habrán hecho destilando penas, pesares, angustias y malestares. Supones bien que hablaré de uno de esos tantos. Pero no de uno cualquiera. Considero que ninguna de las obras editadas este año tiene una canción tan depresiva y de atmósfera tenue como “The Funeral”, que ya quisiera haber firmado cualquier banda que en estos días gusta del rimel oscuro y las letras autodestructivas. Amén de la melodía, que sin ser tétrica, es lo suficientemente reposada para escucharla sí y solo sí no tienes instrumentos punzocortantes rodeándote, es en el tono de voz de Ben Bridwell, agudo, puntilloso, ansioso, que Everthing All The Time evoca esa indeseada sensación de fragilidad que solo llega cuando un deceso nos afecta. Sumado a un sonido -y hablo por todo el disco- que por momentos es acelerado, y en otros, en aquellos minutos donde las acústicas son preponderantes, se olvidan de sus guitarras con chorus y dan rienda suelta a una sensibilidad muy bien manejada (que ya se podía palpar en su anterior EP). En temas como “Wicked Gil”, tal vez la mejor del cd, “The Great Salt Lake” o la ya mencionada “Funeral”, da la impresión que todo lo que tienen contenido no llega a explotar como uno espera, más bien implosionando para mantener una estructura que no se desbarata y redondea buenos temas. Contra lo que puedas imaginar, no es un disco (tan) triste, no invita al llanto o la autoconmiseración. “Weed Party” arranca con un “yee-hah” bien efusivo, y “The First Song”, obvio tema de inicio, también transita las mismas coordenadas; aunque claro, en conjunto, el balance se torna claroscuro, mas no significa que no veas salida al callejón oscuro que parece plantearte al inicio. De hermosa portada, tal vez no sea elegido el mejor disco del año (recuerda que yo ya tengo el mío, por el momento), pero este primer largo de Band Of Horses tiene 10 buenos temas que te servirán como buenos acompañantes para momentos plácidos y distendidos. O para los otros.