James: El gusto (todavía) es mío

Hazme una lista de las canciones con las que has llorado.

¿Estamos?

Son unas cuantas, ¿verdad? OK. Ahora, es mi turno:

Arriba de mi Top 10 siempre estará (salvo la irrupción devastadora de un nuevo orden mundial, o una lobotomización absoluta por decreto ley) “Say Something” de James. Qué buen pretexto para tirarles flores en estas líneas.

DÍMELO, DÍSELO…
Esa canción hizo mella en mí un día de 1995, un par de años después de la salida oficial del disco que la contiene, el gran Laid. Lo mío fue grave, una fuerte James addiction. Ésa era (es y, obviamente, será) mi canción. Fue escucharla, sentirla, sufrirla, necesitarla, aferrarme a esa canción como náufrago a su tabla every single day of my life.
¡Cuidado cuando consigas este álbum! ¡Ármate de valor para pasar del primer track! Si sobrevives a “Out To Get You”, y repites esa línea: “What I need… is You!” sin moquear, no eres humano. Gemas vienen y dejan su marca, mi corazón jamás ha dejado de bailar cuando escucho “Sometimes”, ni me he vacilado tanto de una canción sobre la obsesión y paranoia post-coito retratada en “Laid”.

“Say Something” está en el track 5, y es desarmante. Porque cuando la vida era aburrida esa canción me habló de eso sin restregármelo en la cara. Tim Booth llora en su video, y mis rodillas se vuelven gelatina: “More than a drug is what I need / Need a change of scenary / Need a new life”. Dime alguna canción pop inteligente y sugerente al mismo tiempo… Voilá: Una canción pop de muchas texturas, para un disco pop refinado.

JAMES’ A STAR
Wah Wah recontraconfirma lo que se mostró con el Laid. Maravillosa recopilación de outtakes y jammings circa 1994. Tim Booth se daba sus escapadas con Angelo Badalamenti para firmar un CD con el nombre de Booth And The Bad Angel (hazte un favor y escucha “I Believe”), y participar en soundtracks como el de la pela británica “Martha, Meet Frank, Daniel and Laurence”. ¿La canción? “Fall In Love With Me”. Booth, dear, you’re killing me…

Luego vino Whiplash y a estas alturas Yo ya estaba en coma. Fue un crimen, un atentado comenzar este disco con “Tomorrow”. Nadie queda de pie después de su escucha. Todos quieren bailarse un vals para celebrar lo que sea al son de “Waltzing Alone”. Pero es ‘Ella’ quien se lleva las palmas y la gloria. “She’s A Star” debe ser la canción pop más elegante que haya escuchado de algún grupo de Manchester, tan sofisticada en su ejecución, tan impactante en las emociones que describe. Arte en canciones estrofa-coro-estrofa.

¿QUIÉN QUIERE SER MILLONARIO?
Por eso (y muchas cosas más), esta pregunta siempre me corroe el alma: ¿Qué demonios les pasó con el Millonaires?. Lo sé, el título va en clave irónica (¿o no?), sobre todo para un grupo que nunca “pegó” en radios mainstream, ergo en el gusto masivo, aún cuando fueron épocas cumbres del brit-pop (vamos, James tiene más dedos de frente que los Gallagher Bros. a la hora de hacer melodías), pero el album es prácticamente insalvable, y suena más a disco-para-cumplir-el-contrato que un ejercicio consciente de ironía y/o crítica de su improbable status en la escena musical.

No creo que haya sido la partida de Larry Gott (fundador de la banda y compañero de toda la vida) lo que haya resentido el sonido del grupo, dejando las guitarras a Adrian Oxaal. Ya Oxaal era parte de James para las sesiones del “Whiplash”. Y ni siquiera su single, ese correcto ejercicio de pop bailable llamado “Just Like Fred Astaire” levanta un disco que nació moribundo. Sí, Tim, este disco es… mediocre :'(

UN GUSTAZO, CHICOS
“Space” abre el Pleased To Meet You. Y fue como abrir los ojos después del coma. Era ESE MISMO James de siempre. Sí, tal vez te aburra saber que un grupo suena a lo mismo cada vez, pero ahora sonaba a gloria, un mejor álbum tras uno decepcionante. Sí, la portada muestra un rostro inflexible, adusto, cansado, gris y parco (una imagen generada por computadora mezclando los rostros de los 7 integrantes de la banda), pero dentro del disco están todas las sensaciones que hicieron que esta banda fuera disfrutable hacía algunos años atrás.

El mismo James de siempre, pero mostrando algo más. La mencionada “Space” tiene un comienzo inusual, cierto tufo trip-hop impensado para ESTA banda. “Junkie” merece todo un renglón: una pieza oscura, densa, y mucha tensión interpretativa. Canciones sobre adicciones, sobre ser adulto, sobre ser padre. El álbum se acaba con la bonita “Alaskan Pipeline”. Sin ser un discazo, es una hermosa despedida. (Chékate la edición con bonus tracks, son muy buenos).

SE SALIERON CON LA SUYA
Tim Booth dijo “no más” algún maldito día de diciembre en el 2001 (no me digas que viste el nombre del disco y no te diste cuenta de nada). No sin antes despedirse en un memorable concierto, correctamente ejecutado y recopilado en DVD: Getting Away With It, título tomado del primer single del “Pleased To Meet You”, canción para corearla hasta quedarte ronco y saltar cada vez que la pongas en tu discman. Con “She’s A Star” no acabaron sus canciones-pop-perfectas, por si acaso… A que se te va a escarapelar la piel cuando Booth cante “Out To Get You” junto a Gott (¡sí!, ESA canción con ESE guitarrista). A que vas a soltar muchos woh woh woh woooooh’s cuando los chicos entonen “Born Of Frustration”. A que ese entusiasmo del público mancuniano es infeccioso.

Booth ya se lanzó como solista (ya con 2 discos lanzados: Bone y Wave Hello, del 2004). Ha declarado abiertamente su homosexualidad. Y es odiado por unos cuantos (NME a la cabeza. Sod it!). Nunca la rompieron en USA (más allá del franco suceso del “Laid” por esas tierras), y no son reconocidos como abanderados del rock británico de los últimos años. Qué diantres que siempre lo hayan comparado con Morrissey (éste dijo que James era “la mejor banda sobre el planeta” alguna vez). Qué si nadie considera su separación como el fin de una era. James son demasiado buenos para gustarle a todos. El gusto también fue mío, chicos. Cuando gusten…

¿Y esto?

Esto, ¿qué es esto?

Esto NO es un resumen de hechos destacados del día.
Esto NO es un compendio de anécdotas de la semana.
Esto NO es un centro de acopio de buenos deseos y sueños volados.
Esto NO es un summum virtual de sentimientos encontrados (y perdidos).

Esto es un espacio en blanco. Y será lo que tú quieras que sea. O tal vez, no.

Esto es para la chica que me gusta (y, si no me liga, para la que venga luego :D)
…para mi banda de rock (y para la(s) otra(s) también ^^)
…para los que me conocen (ya para mis amigos, por supuesto o_O!).

Pero sigue siendo mío