Video killed the Radio Star

No sé otra manera de comenzar el posteo, así que lo pongo igual como lo pensé desde el inicio: Queen re-inventó el videoclip.

Así es la nuez: Cuando en 1975 editaron A Night At The Opera, no tuvieron mejor idea que lanzar un video promocional del sencillo “Bohemian Rhapsody”, y de esa manera le pusieron el certificado de nacimiento del videoclip tal como se le conoce en nuestra era moderna. Dirigido por Bruce Gowers, no es oficialmente el primer video clip (Bob Dylan el ‘66 ya había hecho alguno), y si lees con cuidado verás que no he señalado que lo haya sido; sin embargo, fue tal el magnífico suceso global que alcanzó (no sólo es una estupenda canción, el video en sí era impresionante para la época), que hizo que prácticamente TODO sello discográfico acompañara de un video cada lanzamiento de singles de los artistas y bandas que promocionaban: Ya no había necesidad de mostrar a la banda in situ. Nacía la era de la imagen. He ahí su cabal importancia.

Oh mama mia mama mia

Celebrar esta “hazaña” de mi banda favorita no era realmente la intención de este posteo, sino hacer un intro apropiado a lo que significa la cultura del video musical en nuestros días. Es que no siempre fue así. No es hasta 1981 que nace el factotum de los videoclips a nivel mundial: MTV cumple ya 25 años en su últimamente cuestionada brega de difundir música en videos (lo de eMpTyV no es gratuito. ¿O ya no recuerdas a Jack Black cuando dijo que el rock and roll “was ruined by a little thing called MTV” en School of Rock?).

Igual, las celebraciones ya se están anunciando en su señal del cable. Obviamente para aquella que llega a esta parte de Latinoamerica -al menos, la que vemos acá en Perú- verá solamente un puñado de programas especiales y no mucho más. Pero algo veremos. Suficiente si tenemos en cuenta que tal programa lo conducirá Daisy Fuentes. La sexy Daisy. ¿Alguno recuerda ese programa de apenas una hora que daban por acá en los ochenta y que era conducido por esta misma cubana, en el canal 5? Se extraña ese MTV…

eMpTyV

Empero este impacto no es ajeno a la world wide web: 2 muy visitados sites han publicado sendas listas que recogen los mejores videos para sus respectivos staffs. Ellas son la versión online de Stylus Magazine y la reverenciada guía indie Pitchfork (debo agregar que hay quienes esta web les llega exactamente al pitchfork también, déjame decirte). Cada uno elige a los que ellos consideran los 100 más resaltantes para su redacción: Pitchfork hace su lista sin ningún orden establecido y con algunos comentarios de verdad hilarantes. Mientras que Stylus es un más “categórico”, yendo de menos a más, considerando su lista como definitiva.
Como bien imaginas, hay coincidencias varias entre ambas, ausencias inexplicables, finalistas merecidos, y otras presencias que podrían descartarse sin ningún problema. Ah, y gracias al YouTube, si a alguno jamás lo viste, saldrás de la ignorancia con solo darle click a “play”.

Después de ese primero de agosto del ‘81 nada fue igual. “You’ll never look at music the same way again“, decía ese primer slogan de Music Television. No pues, ya nada nunca fue igual…

P.D.: El mejor colofón para este posteo tenía que ser éste: El primer video emitido en MTV.

::the.buggles::video.killed.the.radio.star

El día que La Reina calló…

9 de Agosto de 1986.

Knebworth Park.

120,000 asistentes.

Queen daba el último concierto en su Historia.

Los extraño…

Queen @ Knebworth Park

¡Lima Es Tuya!

¡Lima es de todos!

Mi Jardín Secreto.
Viajeros.
El Mundo de Pecval.
Kaboogie.

En vivo en el Florentino.

Viernes 4 de agosto.

Son 185

Fiestas Patrias. Somos Libres. Seámoslo Siempre.

185 años

Y faltemos al voto solemne.

69 + Labrador = Vacaciones En Suecia

Para algunos de los habitantes de esta parte del Pacífico, esperar una nueva edición de la revista 69 es casi sentarse a ver de nuevo el paso del cometa Halley. Hace pocas semanas, 69 volvió a las calles, y como nos tenía acostumbrados, volvió con otro cd dentro de la bolsa plástica.

Para esta ocasión, se pusieron en contacto con el sello sueco Labrador Records, para dar forma a un recomendable compilado llamado Vacaciones En Suecia. Labrador Records tiene como política solo editar bandas suecas (independientemente del idioma en que canten sus temas), y ha entregado al mundo bandas que a estas alturas, ya son básicas.

Vacas suecas

El disco reúne 18 grabaciones, que son un muestrario bastante atractivo del repertorio del sello escandinavo. En lo personal, destaco las grabaciones de The Radio Dept. (su disco Pet Grief va a estar en las listas de lo mejor del 2006 de todas maneras, word), The Legends, Acid House Kings -se han incluido un par de temas de cada una de estas bandas en el CD, las únicas con tal privilegio-, Sambassadeur, [ingenting] (la única que canta en sueco), Loveninjas, y Edson.

El disco es parejo, y es algo obvio, puesto que en todo catalogo siempre se muestra lo mejor de la casa. Cuestión de que los escuches y elijas a tus nuevos favoritos.

::2006_caballos.de.histeria::

Caballos todo el tiempo

::band.of.horses
::everything.all.the.time
::sub.pop

Catarsis. Imagina la cantidad de discos que se habrán hecho destilando penas, pesares, angustias y malestares. Supones bien que hablaré de uno de esos tantos. Pero no de uno cualquiera. Considero que ninguna de las obras editadas este año tiene una canción tan depresiva y de atmósfera tenue como “The Funeral”, que ya quisiera haber firmado cualquier banda que en estos días gusta del rimel oscuro y las letras autodestructivas. Amén de la melodía, que sin ser tétrica, es lo suficientemente reposada para escucharla sí y solo sí no tienes instrumentos punzocortantes rodeándote, es en el tono de voz de Ben Bridwell, agudo, puntilloso, ansioso, que Everthing All The Time evoca esa indeseada sensación de fragilidad que solo llega cuando un deceso nos afecta. Sumado a un sonido -y hablo por todo el disco- que por momentos es acelerado, y en otros, en aquellos minutos donde las acústicas son preponderantes, se olvidan de sus guitarras con chorus y dan rienda suelta a una sensibilidad muy bien manejada (que ya se podía palpar en su anterior EP). En temas como “Wicked Gil”, tal vez la mejor del cd, “The Great Salt Lake” o la ya mencionada “Funeral”, da la impresión que todo lo que tienen contenido no llega a explotar como uno espera, más bien implosionando para mantener una estructura que no se desbarata y redondea buenos temas. Contra lo que puedas imaginar, no es un disco (tan) triste, no invita al llanto o la autoconmiseración. “Weed Party” arranca con un “yee-hah” bien efusivo, y “The First Song”, obvio tema de inicio, también transita las mismas coordenadas; aunque claro, en conjunto, el balance se torna claroscuro, mas no significa que no veas salida al callejón oscuro que parece plantearte al inicio. De hermosa portada, tal vez no sea elegido el mejor disco del año (recuerda que yo ya tengo el mío, por el momento), pero este primer largo de Band Of Horses tiene 10 buenos temas que te servirán como buenos acompañantes para momentos plácidos y distendidos. O para los otros.

Syd Barrett, 1946 – 2006

Syd Barrett Cuando me metí de lleno a escuchar Pink Floyd, lo hice cronológicamente.

Entonces, apenas a mis 14 años, The Piper At The Gates Of Dawn (1967) fue lo primero que les escuché. Y mis viejos también. Algo tan inclasificable para ellos que no pudieron evitar aquel inolvidable “y tú, ¿qué clase de música estás escuchando?”.

Y no lo escuchaba por joderlos. Genuinamente me gustaba eso que salía de mis cassettes Sony de 60 minutos. El comienzo con “Astronomy Domine” o ese temón que es “Interstellar Overdrive” me cautivaron, dejándome lo suficientemente admirado como para salir de nuevo a Galerías Brasil a grabarme con el gordo Rodrigo el siguiente cassette: A Saucerful Of Secrets (1968).

Sin ánimos de disculparme posteriormente por esto que voy a escribir, afirmo que “Set The Controls For The Heart Of The Sun” debe ser, tal vez, la mejor canción de los 60’s. Y es con este disco que definitivamente me convertí en fan. Desde el inicio -otra vez- con “Let There Be More Light”, y sus atmósferas ensoñadoras, el trabajo de las guitarras, y ese tufo a sicodelia que emanaba cada surco, fueron demasiado reveladores para mis oídos aún cubiertos con la fm del momento.

Roger Keith Barrett, nacido en Cambridge, líder y guitarrista de la banda en estos 2 primeros discos, falleció el pasado viernes 7 de julio. Y siento, honestamente, que se ha ido alguien que me enseñó -y de qué manera- algo nuevo. Algo irrepetible. Porque incluso, en albumes posteriores, “eso” que tenían estas 2 primeras placas, ya no lo encontraba (y él tampoco estaba ya en la banda). Sin que por eso les reste méritos a estos, de ninguna manera.

Por eso que me dio, gracias, y hasta pronto.

Cómo fabricar una depresión…

Manual redactado por Edward Guibert:

1_consígase el anuario de la promoción de su colegio. Lea sus expectativas de lo que serán.
2_mire su anuario y lea sus expectativas. Compárelas con las del anuario de la promoción saliente.
3_piense en las expectativas que no han resultado. Piense en las de esos muchachos que no resultarán.
4_pregúntese (inútilmente) si la causa de sus problemas es usted o el mundo.
5_acompañe esta reflexión con lo más selecto de Elliott Smith.
6_reciba sus notas de universidad y piense si pudo hacerlo mejor.
7_piense en el futuro que se le cierra y que se le abre por estas notas.
8_listo: con solo 8 pasitos ya está deprimido.

::2006_aquí.están.ellas.son::

We are The Pipettes

::the.pipettes
::we.are.the.pipettes
::cherrytree.records

¿Qué es el pop? ¿Para quién está hecho? ¿Y quiénes lo hacen? Estas 3 chicas lindas de Brighton (y quiero remarcar eso de lindas) tal vez no se gasten en responder mi bizantino cuestionario. Porque lo suyo, precisamente, no es hablar de sino hacer música, pop de pura sepa. Un pop nice, upbeat, almibarado, por momentos tierno y nostálgico (al menos en su coraza), para bailar, cantar, disfrutar, o dejar soltar una lágrimita (de cocodrilo, nada más), todo bien licuado y empaquetado en este disco debut de 14 tracks que a las justas pasa la media hora. Movida astuta, que no sorprende de un elenco que ha sabido prestarse de aquellos iniciáticos grupos corales de los albores del rock muchas de sus particularidades (adaptadas al nihilismo de nuestros días): producción a la Phil Spector, voces armoniosas, un look cuidado dentro y fuera del escenario, coreografías en vivo, y una estética que se respira desde la portada de sus singles hasta en su veintiúnico video que ya puedes encontrar colgado en la web. Presas de un hype que ha sabido calar entre los ávidos internautas prestos a descubrir the next big thing, debo decir que yo también me interesé en ellas debido a ese radio bemba que llegó a mis oídos. Con el disco ya en mi pc, decidí comprobar si se lo merecían. Me inclino por el “sí”, pero debo decirlo, la decisión fue ajustada. Y es que si bien es cierto el album comienza con una carta de presentación en donde dejan en claro qué son y a qué vienen (“We Are The Pipettes”), los siguientes tracks pierden esa sorpresa inicial. La cual afortunadamente para el melómano en mí recuperan con “Your Kisses Are Wasted On Me”, tal vez colocado estratégicamente a mitad del disco. Este lado b (has de cuenta que estoy comentando un lp) levanta un disco que temí que se fuera en picada rápidamente, sin haber subido tanto tampoco. Pero “Because It’s Not Love (But It’s Still A Feeling)”, “Sex”, “One Night Stand”, “ABC” y “I Love You” merecen rodar en cualquier rocola de Memphis para ser disfrutadas mientras te bebes un delicioso milkshake. The Pipettes son Pop. Y no se avergüenzan.

::2006_ante.todo.mucha.calma::

GIAA

::god.is.an.astronaut
::a.moment.of.stillness
::revive.records

All Is Violent, All Is Bright está dentro del Top 5 de los mejores discos del 2005 para Manzarock. Un disco que, a priori, me llamó la atención por el estupendo y sugerente nombre de esta banda irlandesa, Dios Es Un Astronauta. Una vez imbuido en el disco, sus exploraciones en todas aquellas sensaciones que te producen sus acordes de neto tinte post-rock se revelan tan sobrecogedoras como frenéticas. Para este EP, las coordenadas de su paleta de sonido permanecen invariables, apegados a ese rock espacial, en el que guitarra, bajo y batería (Torsten, Niels -estos 2 hermanos- y Lloyd, respectivamente) suenan como si quisieran llevarnos de paseo por toda la vía láctea, fuera de órbita, atravesando cuantas nebulosas se nos pongan en frente. “Frozen Twilight” es el primer track, se anuncia como un amanecer nublado que se despeja conforme avanzan los segundos, hasta que la banda irrumpe para quebrar el letargo inicial. El track 2, tema autotilado es lo más Mogwai que les he escuchado, en esa onda quiet / loud que tan famoso ha hecho a los escoceces, apoyados de la textura que le proporciona un teclado bastante cálido. “Forever Lost” los muestran haciendo la relectura de un tema ya incluido en su anterior ele pe, el punto más auroral y emotivo del cd, cualidades -entre otras, como espaciales y contemplativos- que saben mantener hasta la última canción del disco. Apenas 5 tracks para mostrarte qué sonido acariciará tus oídos cuando te pares frente a Dios. Hosanna.